0

Túnez, mucho más que zocos, especias y cuscús

tunez zoco Túnez, mucho más que zocos, especias y cuscús

La capital tunecina es mucho más que zocos, especias y cuscús. Detrás de sus coloridas tiendas se esconden las huellas de todas las civilizaciones que vivieron en el país. Una visita imprescindible la ofrece La Medina de la ciudad, donde podrás empaparte en el bullicio de sus gentes.

Aromas muy característicos son los olores de las shishas (pipas de agua) y los tés de menta que acompañan a viajeros cuando pasan por las puertas de las teterías.

Lo más destacado de la ciudad es la cantidad de monumentos que alberga en su interior, entre fuentes, madrazas, palacios y mausoleos que datan de los períodos almohade y hafsí.

Entre ellos destaca la Gran Mezquita (mezquita del Olivo), abierta de 8 a 12 horas, a excepción de los viernes para los no musulmanes. Esta aljama posee un gran patio cuyo estilo contrasta con un minarete andalusí de más de cuarenta metros. Existen tres puertas de madera que dan acceso al interior y una biblioteca que atesora la colección de libros árabes más grande del mundo.

Ya abandonando el casco histórico de Túnez se encuentra Ville Nouvelle, una zona muy cosmopolita. Uno de los edificios más llamativos es el Teatro Municipal, con adornos art nouveau y balcones circulares. Otra parada muy importante en este paseo es la Catedral de St. Vicent-de-Paul.

Las vacaciones en Túnez ofrecen una experiencia que no tiene desperdicios para los amantes de la cultura y el exotismo.

Foto vía:flickr


Escribe un comentario