0

palacio arzobispos narbona francia 03 Narbona, los monumentos históricos de la ciudad francesa (II)

Palacio de los Arzobispos de Narbona:
En su origen este palacio fue una modesta residencia eclesiástica, y actualmente forma parte de un conjunto monumental compuesto por Palacio Viejo, las torres de la Magdalena y San Marcial, el Palacio Nuevo y la Catedral de San Justo y San Pastor. Este antiguo complejo religioso, civil y militar ha sido reformado y ampliado a través de los siglos, y actualmente está considerado un monumento arquitectónico excepcional, que ofrece muestras de estilos carolingios, románicos, góticos y renacentistas.

Contemplando el museo de derecha a izquierda se suceden la antigua catedral, el Palacio Viejo, la Torre de la Magdalena, el Palacio Nuevo, el Ayuntamiento de la ciudad y la célebre torre de Gilles-Aycelin. Dentro del conjunto se halla también el Museo Arqueológico de Narbona. El casco antiguo se ve representado desde la distancia por las tres torres que forman la Torre Gilles-Aycelin, el Palacio Antiguo y el Palacio Nuevo, que incluyen salas interesantes por sus estructuras con pilares.

Torre Gilles-Aycelin:
Construido por orden el arzobispo Gilles Aycelin hacia finales del siglo XIII, esta construcción de muros almohadillados fue erigida sobre los restos de la muralla galorromana que antiguamente defendía el corazón de la ciudad antigua. La torre posee cuatro niveles y una terraza superior que se levanta a 41 metros de altura y desde donde ofrece a los visitantes una vista panorámica de toda Narbona, del valle circundante, los Pirineos y el litoral mediterráneo.

0

narbona san justo pastor francia 02 Narbona, los monumentos históricos de la ciudad francesa (I)

Catedral de San Justo y San Pastor:
Esta catedral católica está considerada el monumento más importantes de Narbona, y forma parte del conjunto monumental del Palacio de los Arzobispos de Narbona. Construida en estilo gótico, esta catedral comenzó su construcción en 1272 y terminó en 1340, aunque nunca fue totalmente terminada dado que para ello era necesario derribar una de las murallas romanas que aún servían de defensa. La catedral actual es sólo un presbiterio dotado de un claustro de altas bóvedas góticas. Encima del altar principal se halla una torre denominada el “tesoro de la catedral”, que en su interior guarda numerosos objetos de culto, como la tapicería de La Creación del Mundo, un tapiz flamenco de finales del s. XV tejido en seda y oro.

Desde uno de los portones del claustro se accede a una gran jardín desde donde se puede conocer la parte oriental de la catedral y también el célebre Palacio de los Arzobispos de Narbona, otro de los patrimonios históricos de la ciudad.

Desde allí se pueden descubrir las dos torres redondas entre las cuales se halla la sala del Sínodo, principal edificio del Palacio Nuevo de Narbona. Desde el claustro también se accede, por el pasaje del áncora, a la llamada Sala del Pilar, un recinto que data del siglo XIV, y que lleva este nombre porque en él reposa sobre un gran pilar central que alberga una gran colección de esculturas medievales, inscripciones y bajorrelieves, con algunas estatuas del período visigótico (finales del siglo XV), y la tumba de la vizcondesa de Algaieta (1273).

0

1410945258130 wps 3 DFF22A El Caminito del Re Caminito del Rey, el paseo más peligroso de España

Aunque ya no tanto como antes. El Caminito del Rey, que recorre el vertiginoso paraje del Desfiladero de los Gaitanes en la provincia de Málaga se ganó con justicia la reputación de ser el paseo más peligroso de España, tal vez del mundo. Tanto es así que ha estado cerrado al público durante muchos años.

El Caminito del Rey  fue cerrado por las autoridades después de cinco personas perdieran la vida entre los años 1999 y 2000 cayendo al vacío desde las inseguras y precarias pasarelas de madera. El camino, de casi 4 kilómetros de largo, es muy estrecho y los tablones se sostienen gracias al precario apoyo de puntales de acero clavados a la roca con un ángulo de 45 grados. Ahora, después de grandes trabajos de restauración, el camino es mucho más seguro y vuelve a estar abierto.

0

a aurora mind a 830x553 Destinos de viaje para ver la Aurora Boreal

Uno de los espectáculos naturales más bellos de los que podemos disfrutar en invierno es el de la Aurora Boreal, aunque para eso hay que viajar hacia el norte y no tener miedo del frío. Y no solo eso, también es necesario buscar un punto de observación libre de contaminación lumínica (por lo tanto alejado de las ciudades), evitar las noches de luna llena y elegir una noche despejada.

En definitiva, si queremos encontrar un lugar que reúna todas estas características tenemos que viajar más allá del Círculo Polar Ártico. Estos son los mejores destinos de viaje para ver la Aurora Boreal en todo su esplendor y dejarse seducir por la magia de la naturaleza.

0

casco antiguo narbona francia 01 Narbona, la ciudad de arte e historia al sur de Francia

Narbona (Narbonne en francés) es una ciudad colmada de arte e historia, situada al sur de Francia se presenta como la capital de la Galia narbonense, siendo antiguamente también capital arzobispal y la residencia de los reyes visigodos de Septimania. En la actualidad es Narbona una localidad dinámica y pujante que aún conserva un importante conjunto arquitectónico, tanto civil como militar y religioso, que atestigua su rico y diverso pasado de historia bimilenaria.

Narbona se sitúa en la región del Valle Bajo del río Aude, próximo al litoral mediterráneo de una de las zonas más turísticas de Francia, contando con una estación balnearia que se extiende por una franja de 5 kilómetros de playa y alberga un puerto de entretenimiento y ocio. La ciudad guarda un casco antiguo cargado de historia, que se ve representado por numerosos monumentos, como por museos y sitios como el célebre Canal de la Robine, un brazo del Canal du Midi, que ofrece al viajero la posibilidad de realizar agradables paseos al aire libre.

Narbona está clasificada con la etiqueta oficial de Ciudad de Arte e Historia (Villes et Pays d’art et d’histoire), concedida por el Ministerio de Cultura francés, debido al rico y variado patrimonio que alberga. Para conocer este legado sólo basta con recorrer sitios históricos como la Catedral de San Justo y San Pastor, la Abadía de Fontfroide, el Palacio de los Arzobispos, el Torreón Gilles-Aycelin y también por los importantes museos que posee. como el Museo de Arte e Historia, el Museo Arqueológico, el Museo Lapidario de Narbona y el museo Horreum romano de Narbona.