0

museo rosenborg copenhague 02 Museo de Rosenborg, el museo que guarda las joyas reales de Dinamarca

El Castillo de Rosenborg de la ciudad de Copenhague (Dinamarca) se encuentra abierto al público y en su interior alberga un importante museo que permite a sus visitantes conocer la historia de la corona danesa desde el siglo XVI hasta el XIX. La colección del museo incluye, como objetos principales, las joyas de la corona danesa, además de piezas de arte decorativo, mobiliario, armas, trajes de época y todo tipo de objetos relacionados con la historia de la realeza de Dinamarca, principalmente a los miembros pertenecientes a la casa Oldenborg.

Desde el año 1838, el Castillo de Rosenborg se encuentra abierto al público, exhibiendo desde entonces las Joyas de la Corona Real Danesa, que incluyen las coronas de los reyes Cristián IV, Cristián V (considerada como la corona real de Dinamarca), la de las reinas consortes, como también el cetro, la espada, el orbe (el globo terráqueo) y la crismera. El conjunto de las joyas reales de la corona también incluye los collares de las Órdenes del Elefante y de Dannebrog, que la Reina Margarita alcanza a lucir ocasionalmente en ceremonias especiales.

La corona del rey Christian IV fue especialmente diseñado y realizada para coronación en 1596 por la Real Goldsmith Dirich Fyring de la ciudad de Odense, y sin dudas es uno de los objetos más preciados entre las joyas de la corona situada en sala del Tesoro en el subsuelo del castillo de Rosenborg. La Corona, realizada en oro macizo, piedras preciosas, perlas y esmalte y pesa cerca de 3 kilogramos.

0

Isle of Wight 1024x653 Visita a la Isla de Wight, en el Canal de La Mancha

La isla de Wight es uno de los grandes destinos de vacaciones del sur de Inglaterra. Muy cerca de la costa y bañada por las aguas del Canal de La Mancha este es un lugar para disfrutar a ritmo lento, sin prisas y con los sentidos dispuestos a percibir todos los placeres que aquí nos esperan. Decían los Beatles en su famosa canción que se retirarían a esta isla cuando cumplieran 64 años, aunque eso no quiere decir que este lugar sea simplemente un retiro para descansar: hay muchas cosas que ver y hacer aquí.

Los amantes de la historia por ejemplo disfrutarán visitando el espectacular castillo de Carisbrooke, la fortaleza victoriana de Needles Old Battery y los vestigios de romanos, vikingos y normados dejaron aquí.  También los que gusten de ambientes marineros y de la navegación a vela encontrarán aquí su lugar. Al norte de la isla se encuentra el puerto de Cowes, lleno de encanto y donde se halla la sede del Royal Yacht Squadron.

0

rosenborg copenhague dinamarca 01 Castillo de Rosenborg, un palacio para visitar en el centro de Copenhague

El Castillo de Rosenborg (Rosenborg Slot) es un castillo-palacio de estilo renacentista y pequeñas dimensiones situado en el centro de la ciudad de Copenhague (Dinamarca). Debido a su legado histórico y a su arquitectura, el Castillo de Rosenborg representa una de las principales atracciones turísticas de la capital danesa. La historia del Castillo de Rosenborg se remonta hasta principio del siglo XVII, cuando el rey Christian IV de Dinamarca decide comprar un gran terreno a las afueras de las murallas de la ciudad (lado noreste) con el fin de crear un jardín de recreo para la familia real (Kongens Have).

Poco tiempo después, en este jardín, la casa real decidió construir una residencia de verano de dos plantas que fue completada en 1607, construcción que aún puede visitarse sobre el lado sur de los terrenos del palacio. Esta construcción sufrió posteriormente numerosas ampliaciones y reformas, llegando a su apariencia actual en 1624.

Hasta 1710, este castillo fue utilizado como residencia de la familia real, y después, en dos ocasiones más durante del reinado de Federico IV, cuando el Palacio de Christiansborg fue incendiado en 1794 y años después, en 1801, cuando los británicos invadieron Copenhague. Actualmente el Castillo de Rosenborg se encuentra abierto al público y en su interior alberga un importante patrimonio que incluye objetos pertenecientes a la familia real danesa, en un periodo que abarca desde el siglo XV al siglo XIX.

0

pintxos 2 byJanina Kiwi 830x417 San Sebastián, un paraíso gastronómico

San Sebastián no es solo una de las ciudades más bonitas de España sino que puede presumir de ser una de las grandes capitales gastronómicas del mundo. Con tres restaurantes que lucen en la puerta las tres estrellas Michelin (sólo Kyoto supera su ratio de estrellas Michelin por metro cuadrado), aquí encontramos un destino donde el pintxo es el rey y donde la cocina adquiere la categoría de arte.

Los Pintxos, la versión vasca de la tapa, despliegan sus colores y sabores sobre las voluptuosas barras de bares y restaurantes. Un espectáculo único. Hay que seguir el ejemplo de los donostiarras y disfrutar de ellos acompañados de una copa de vino (tal vez un txakoli), una sidra vasca o un zurito de cerveza para disfrutar del aperitivo perfecto antes de comer o cenar, aunque son muchos los que se quedan llenos solo con esto. En cualquier caso, sería un crimen renunciar a los placeres para el paladar que nos esperan en los excelentes restaurantes de San Sebastián.

0

tivoli copenhague 02 Jardines Tivoli, mucho más que un parque de diversiones

Situado en pleno corazón de Copenhague (Dinamarca), junto al ayuntamiento y la estación central de la ciudad, se encuentran los Jardines Tivoli, una de las mayores atracciones de ocio y entretenimiento de la capital danesa, recibiendo cada años a cerca de cuatro millones de visitantes. Considerado el parque de atracciones más antiguo del mundo, el Tivoli es un espacio que combina la belleza natural de sus jardines y paseos con la deslumbrante diversión de sus atracciones.

Para los daneses, los Jardines Tivoli es algo más que un parque de atracciones: representa una joya histórica y una patrimonio cultural para Copenhague. El origen de los Jardines Tivoli comenzó hacia mediados del siglo XIX, cuando un empresario danés, Georg Carstensen (1812-1857), convenció al rey Christian VIII de la necesidad de construir un parque de diversiones, al estilo de las grandes ciudades como París y Londres, en las afueras de las murallas de la ciudad.

Cruzando el histórico arco de su entrada, sus visitantes entran a un emocionante mundo donde se cruzan los cuentos de hadas, las exóticas tierras y las divertidas atracciones que ofrece el Tivoli, como los tiovivos más altos del mundo y las trepidantes montañas rusas. La noria del Tivoli ofrece una de las vistas más impresionantes de Copenhague y la mayoría de sus atracciones hacen referencias a las tradiciones y mitologías nórdicas.